Los millennials prefieren los viajes de crecimiento personal

viajes de crecimiento personal milenials

Los nuevos viajeros están más obsesionado que nunca con la autosuperación.

Los millennials son aquellos que han nacido entre 1980 y el 2000 aproximadamente, también se les llama la ‘generación Y’. Son nativos digitales y les encanta la tecnología, además son inconformistas, independientes y emprendedores, y por encima de todo quieren ‘vivir la vida’, por eso trabajan, pero el dinero que ganan lo invierten en viajar. Les encanta vivir nuevas experiencias.

Un informe anual global realizado por la web de reservas de hoteles, Hoteles.com®, revela que el 95% de los aventureros de esta generación viajan con el objetivo de enriquecer su salud mental o física, ampliar sus horizontes o aprender nuevas habilidades.

Dejan atrás los lujos y prefieren disfrutar del viaje, de hecho, hasta el 43% de ellos está dispuesto a renunciar al alcohol, a las redes sociales (51%), a internet (40%) y al maquillaje (32%) a cambio de la recompensa de un viaje de superación personal.

Qué buscan

Buscan descubrir nuevos lugares y culturas , los sabores locales, conocer a gente de todas partes y vivir experiencias culturales y naturales que les permitan sumergirse completamente en el destino. Y ese afán por experimentar cosas nuevas los llevará a buscar destinos menos convencionales de lo habitual y a vivir aventuras auténticas por encima de todo.

Algunos de los planes más demandados son la terapia Onsen. Hasta el 32% ya han decidido experimentar esta práctica japonesa que aprovecha las aguas termales naturales que desprenden las rocas magmáticas, y que son muy beneficiosas para la salud física, como en la ciudad de Beppu, uno de los destinos de aguas termales más populares de Japón.

También los hay que buscan encontrarse a sí mismos con terapias de todo tipo: musicales, risoterapia, cromoterapia, coaching... y entre los que buscan cuidar su salud mental, un 29% estarían abiertos a pernoctar en un monasterio o realizar un retiro espiritual, como en el monasterio de los Monjes Capuchinos, Monterosso al Mare (Italia) , mientras que el 31% de los aficionados al mundo del deporte, les encantaría disfrutar de un campamento de surf o de baile, pero también les gusta practicar el senderismo, correr, hacer ciclismo o el alpinismo en lugares como la Patagonia chilena.

Y entre sus destinos preferidos se encuentran: Japón, Estados Unidos, Tailandia, Nueva Zelanda y Italia.

Y después de viajar

Al viajar se abre la mente, se experimentan nuevas sensaciones, y se aprende que hay otras formas de actuar y vivir. Y este tipo de viajes alternativos que se apartan de las vacaciones tradicionales les permite aprender a relajarse (31%), además de incrementar su confianza y autoestima (28%).

Pero también se produce un cambio positivo en su vida, ya que un 27% afirma haber revisado su rutina diaria, el 30% hizo un cambio de carrera o inició su propio negocio, el 33% se dedicó a un nuevo hobby, el 16% obtuvo un nuevo ‘look’ y una cuarta parte (21%) dejó a un compañero o amigo tóxico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *